Noticias

 

Significativa herencia, por Antonio López Ortega #CaracasEnContratiempo


Significativa Herencia, por Antonio López Ortega #CaracasEnContratiempo 640A

El festival musical “Caracas en contratiempo” llega a Margarita un 26 de julio. No es una fecha casual, sino tan añorada como planificada. Hace apenas un año, esta propuesta de difusión musical se daba a conocer en los espacios del Teatro Cultural Chacao, con una programación inobjetable. Transcurre un año y ya tiene apetito nacional: aparte de Margarita, ha logrado saltar a Maracaibo y Barquisimeto, y ha diversificado su propuesta en la misma Caracas, con presentaciones en Petare. La noche del 26, en el auditorio de la Universidad Corporativa Sigo, trajo a Luis Julio Toro y a Eddy Marcano. El primero usó bandas sonoras, reprodujo videos y mostró pentagramas imposibles de leer para montar sobre ellos sus solos o intervenciones. El segundo se apoyó en un excelente cuarteto de músicos para ofrecer un repertorio cálido, con claras resonancias venezolanas. Al final, como era de esperarse, ambos se juntaron para recrear con broche de oro una pieza del maestro Pablo Camacaro, tan interpretado por las nuevas generaciones de músicos. Hubo momentos cumbres, como el polo oriental de Toro, tocado sobre una caja de música o quizás xilófono, que más parecía una pieza zen capaz de elevar a los más despistados, o como el pasaje en ritmo de onda nueva de Marcano, que en su alargue permitió los solos de sus músicos acompañantes (el del pianista, particularmente, fue un prodigio melodioso digno de Keith Jarrett).

Pero más allá de buenos momentos o exaltaciones, ¿qué es lo que hay detrás de “Contratiempo”? Me parece que la fusión de tres componentes o conceptos. El primero es la aceptación cabal de que en la música venezolana de raíz tradicional tenemos un portento, un tesoro escondido; el segundo es el nivel de formación y de excelencia de estos músicos, muchos de ellos formados en grandes escuelas; y el tercero es la comprensión de que los formatos de presentación deben ser modernos, adaptados a los requerimientos del espectáculo de hoy. No creo que en nuestro campo musical de ahora haya algo más novedoso que “Contratiempo” si pensamos que, en el fondo, el gran hallazgo de la propuesta ha sido poner a dialogar la música venezolana con todas las otras, ya sea interviniéndola, fusionándola, ensalzándola o exaltándola. Ya podemos hablar como iguales con otras tradiciones o vanguardias, y en parte porque ya hemos reconocido que en nuestro patrimonio musical tenemos la que posiblemente sea nuestra más significativa herencia cultural.

Significativa Herencia, por Antonio López Ortega #CaracasEnContratiempo 640